4/12/14

Cómo hacer un buen craquelado y no desesperar en el intento

¡Hola de nuevo!

Hoy quiero explicar los pasos que hay que seguir para conseguir un buen craquelado y los consejos a tener en cuenta. Son varias personas las que me han pedido que haga un post o un vídeo tutorial, pero por falta de tiempo no he podido hacerlo antes, empezaré con este post y cuando saque un huequito os traeré el video tutorial.

El tipo de craquelado del que voy a hablaros es del que se hace con el craquelador de un paso, ya que hay diferentes tipo de craqueladores, pero este es el único que he trabajado hasta ahora, tengo intención de ir aprendiendo a usar los demás.

He probado varias marcas de craqueladores de un paso hasta el momento y el que más me ha gustado es el de Americana, os dejo una foto más abajo, lo podéis encontrar en formato 59 ml. y en formato 236 ml.

Medium craquelador Americana 236 ml.

Antes de pasar al desarrollo de los pasos quiero hablaros de las pinturas con las que trabajaremos:
  • Han de ser unas buenas pinturas acrílicas, no valen las baratas de los chinos, lo digo por experiencia propia, he probado muchas marcas de pintura acrílica y el resultado entre unas y otras puede llegar a ser abismal. De la calidad de la pintura que usemos dependerá el acabado de nuestro trabajo. Os recomiendo las pinturas de Americana o Stamperia, que además tienen un surtido de colores genial y completísimo.
  • Si queréis hacer el craquelado con una pintura metalizada debéis aseguraros de que la pintura es apta para usarla sobre craquelador, porque hay algunas con acabados metalizados que no se craquelan. 
  • Y como último consejo sobre las pinturas tenemos que ver la combinación de colores que vamos a hacer, lo mejor es que sean colores que contrasten mucho, como por ejemplo: un color crema para hacer el craquelado y un verde seco oscuro para el fondo. La combinación de colores queda a gusto de cada uno y del acabado que se persiga, pero como más marcado y definido queda el craquelado es contrastando bien los colores.


¿Cómo aplicar el craquelador correctamente?


Esto es muy importante, pues de la correcta aplicación del craquelador depende todo nuestro trabajo.

  • Usaremos paletinas o brochas, como prefiráis llamarlo, de nylon de pelo suave. Las que yo uso son estas de la foto.

Paletinas de nylon

  • La superficie sobre la que vamos a trabajar debe estar completamente limpia y seca.
  • Con la paletina iremos aplicando el craquelador siempre en el mismo sentido, es decir, si empiezo de izquierda a derecha lo haré siempre así, no daremos pinceladas en sentido contrario.
  • La capa de craquelador tiene que ser uniforme en toda la superficie, para que el craquelado salga de forma regular y no quede más grande por unos sitios y más pequeño por otros.
  • Del grosor de la capa de craquelador dependerá el craquelado que nos salga, de este modo:
    • Si aplicamos una capa fina de craquelador nos saldrán grietas más grandes y menos cantidad de estas. Os dejo un ejemplo:
    • Si aplicamos una capa más gruesa, obtendremos más cantidad de grietas y estas serán más finas. Os dejo un ejemplo:

Craquelado con grietas grandes.


Craquelado con grietas fina

  • Como podéis ver hay bastante diferencia de uno a otro, todo depende del resultado que busquemos, en ambas fotos el craquelador lo apliqué de arriba hacia abajo continuamente hasta darle la vuelta completa a los botes.
  • Dejaremos secar completamente el craquelador.


¿Cómo y con qué aplico la pintura?

Podemos aplicar la pintura tanto con brochas como con esponja, dependiendo de la aplicación obtendremos un resultado u otro.

  • Aplicación con esponja: las esponjas que podemos utilizar pueden ser las propias para manualidades, esponja para maquillaje o esponja de baño. En la foto podéis ver estos tres tipos, yo normalmente suelo usar las de maquillaje o las de baño, ya que son más blanditas y adaptables.


  • Hay que coger una buena cantidad de pintura e ir aplicando a toquecitos por toda la superficie, asegurándonos de que vamos cubriendo totalmente, no quedan poros y sin insistir demasiado en la misma zona. Es muy importante no aplicar pintura varias veces en el mismo sitio, hay que cargar bien de pintura la esponja para que en cada toque quede el sitio bien impregnado y no tengamos que volver a pasar por ahí.
    • Poco a poco iremos viendo cómo van saliendo las grietas.
    • Os dejo una foto de un ejemplo de aplicación con esponja.


  • Aplicación con brocha o pinceles: podemos utilizar las mismas que hemos utilizado para poner el craquelador. Escogeremos un grosor de brocha dependiendo de lo grandes que queremos que quede el craquelado. 
    • Al igual que con la esponja, no hay que ser tacaño con la pintura, cargaremos la brocha bien, con pasadas suaves y firmes, con la brocha en posición lo más horizontal que podamos, iremos dando pinceladas en diferentes sentidos: una inclinada hacia arriba, otra hacia abajo, en horizontal hacia arriba, vertical hacia abajo... de forma aleatoria. Aquí también tenemos que tener cuidado de no pasar la brocha por encima del mismo sitio en repetidas ocasiones.
    • Veamos una foto en la que apliqué la pintura con brocha.

En ambos casos hay que dejar secar completamente la pintura, pero podemos acelerar el proceso con un secador de pelo. Si hacemos esto, debemos dejar que repose bien la pintura, al utilizar secador parecerá seca, pero debemos dejar que "sude" y se enfríe.

PASOS PARA HACER CRAQUELADO SEGÚN EL TIPO DE SUPERFICIE

Ahora que sabemos cómo aplicar el craquelador quiero hablaros brevemente de los pasos a seguir según el tipo de superficie donde queráis hacer vuestro trabajo.

  •  Craquelado sobre platos o bandejas de cristal: el diseño ha de hacerse en la base del plato.

    1. Limpiar bien la superficie con alcohol.
    2. Pegar el motivo que queramos recortado de servilletas, papel para decoupage, incluso una foto que nos guste, (tengo pendiente un tutorial sobre cómo poner el papel en cristal sin arrugas ni pompas y que quede perfectamente pegado). 
    3. Si hemos puesto servilleta o papel de arroz hay que pintar solo el papel por la parte de atrás con pintura blanca para que no se transparenten las grietas del craquelado. Dejar secar completamente.
    4. Aplicar el craquelador y dejar secar.
    5. Aplicar la pintura como he explicado más arriba y dejar secar.
    6. Aplicar una capa de cola para decoupage o cola blanca rebajada con un poco de agua. Este paso sirve para crear una película protectora de la pintura craquelada y que al aplicar la pintura de fondo (la que se verá entre las grietas) no se craquele también y quede un efecto feo. Dejar secar.
    7. Dar una o dos capas de pintura de fondo del color que se quiera, pero que contraste con la del craquelado, tal y como he explicado antes.
    8. Para terminar, dar una capa de cola para decoupage o barniz vitrificador para proteger nuestro diseño.
    9. Disfrutar de nuestro trabajo y ponerlo en un sitio que luzca bonito.
Mariposas de papel decoupage. Color del craquelado gris y grietas color mostaza.

Flores de papel de arroz, craquelado color manteca y fondo en color verde seco.

Bandejita de la Mezquita de Córdoba, imagen que cogí de internet y la imprimí en impresora láser. Color del craquelado moonlight y grietas en azul.

  • Craquelado sobre frascos de cristal, madera o metal: la diferencia con el caso anterior está en que esta vez haremos el proceso en el orden contrario.
    1. Dar una capa del color de fondo que queramos, el que se verá entre las grietas. Dejar secar.
    2. Dar la capa de craquelador como ya sabemos y dejar secar.
    3. Aplicar la pintura que queremos que se agriete. 
    4. Decorar con papeles, hojas secas, sellos, encaje... lo que se te ocurra, como si quieres dejarlo tan cual. ¡OJO! Si encima quieres colocar un papel, sobre todo si quieres poner servilleta o papel de arroz, te recomiendo que el craquelado sea de un color bastante claro para que no te oscurezca el dibujo de la servilleta. Si vas a poner papel de decoupage esto no es tan importante ya que no se transparenta.
    5. Cuando hayas acabado tu diseño utiliza un barniz acrílico para protegerlo, siempre es aconsejable.
    6. Y ya lo tienes, ahora a presumir.

Caja de madera, color de fondo rojo metalizado, craquelado en azul realizado con paletina.

Esta fue la primera botella que hice con craquelado, no puse color de fondo, dejé el negro de la botella e hice el craquelado en morado, al ser un color oscuro la flor no se quedó tan espectacular como me habría gustado.

Tengo que dar las gracias a la profesora del curso de Decoración de cristal que es la que me ha enseñado a perfeccionar esta técnica: Inma Moreno, muchas gracias por todas las cosas que nos has enseñado, por tu amabilidad y tu paciencia.

Bueno, pues ya hemos acabado, es un poco tocho el texto, pero en realidad aprender a hacer craquelado no es tan complicado, solo es coger el truco. He hecho este post como me habría gustado que me lo explicaran a mí cuando empecé por mi cuenta a buscar tutoriales y he añadido todos los pequeños detalles que he ido aprendiendo a base de ensayo error.

Espero que os haya servido de ayuda, que lo pongáis en práctica y que si tenéis alguna duda no dudéis en preguntarme, estaré encantada de contestarlas y de ver las cosas que hacéis.

Si te ha gustado, ayúdame a difundirlo. 
¡¡COMPARTE Y TODOS A CRAQUELAR!!

Un abrazo y hasta el próximo post.