24/9/14

Mesa de café y bandeja restauradas con decoupage

Nuestra amiga Luzie, se mudó de ciudad y no podía llevarse todas las cosas que tenía en su piso, así que se dejó unas mesas atrás, entre otras cosas. Una de esas mesas estaba esta, una mesa de café con una bandeja superior, que tenía la pintura bastante estropeada y algunas grietas.

Así estaba la mesa, la pintura trasparentaba y estaba muy desconchada.

Detalle de una de las grietas que tenía la pata.
 Lo primero que hicimos fue lijarla bien y rellenar con un poco de masilla las grietas e imperfecciones que el tiempo y las mudanzas habían hecho en la madera.

Estas son las servilletas escogidas.
Luego dimos una mano de imprimación, lijamos suavemente, dimos dos capas de pintura, en unos sitios blanca, en otros marrón. Para decorar, tanto el tablero como la bandeja, escogimos unas servilletas con motivos de café y cafeterías, y me puse a decorar.

El resultado nos encantó, la mesa daba mucho juego al tener la bandeja superior y sabemos que vamos a tomar muchos y muy buenos cafés en ella. Os dejo unas fotos para que veáis el resultado.

Espero que os guste y os animéis a compartir y comentar. Un abrazo y hasta la próxima entrada.

Patas y dos laterales de la bandeja en marrón oscuro.

La bandeja desde una esquina.

Detalle de la bandeja.

Detalle de la bandeja desde otro lado.

Aquí aparece la mesa sin la bandeja puesta.

Detalle del tablero de la mesa.

Trabajo terminado.

12/9/14

Transformando una caja de zapatero en caja de herramientas

Mi madre, antes de casarse, fue comprando cosas para su ajuar y entre ellas se encontraba esta caja para las cremas y los cepillos para limpiar los zapatos. Ha estado todos estos años dando un buen uso, pero al comprar recientemente un armario zapatero con su cajón para guardar estos avíos, la caja ya perdió su función, aparte de estar desgastada y muy manchada como podéis ver en las fotos.

El interior estaba muy manchado de betún, cremas y demás.

También tenía manchas por fuera y el barniz que tenía estaba dañado.

En la base tenía este sello de patente que apenas se ve.

Así que jubilamos la caja pero nos daba pena tirarla ya que, aparte de estar hecha de una buena madera, tiene mucho valor sentimental. No sabíamos qué uso darle, así que mientras hice lo básico que había que hacer: quitarle el tirador, darle un buen limpiado, lijado y unas manitas de imprimación para madera, para proteger esta vieja madera y dar una base fijadora a la pintura.

Después de unas semanas dándole vueltas, a mi hermano el mecánico se le ocurrió la idea: una caja de herramientas para llevarla en el maletero de su “nuevo” coche, un BMW 318 del año 1987, el cual ha restaurado y dejado a punto.

Ahora el problema estaba en qué imágenes ponerle y cómo. Buscando por internet cómo hacer servilletas para decoupage personalizadas me topé con un vídeo de YouTube del blog Inventando Baldosas Amarillas que me solucionó el problema.

Nos tocaba ponernos a buscar unas imágenes clásicas de BMW, las retoqué en Photoshop e Illustrator, las hice a la medida de cada parte de la caja y las imprimí en las servilletas según las indicaciones del vídeo que había visto.

Imágenes impresas en servilletas.
Caja pintada con los colores de BMW-

Una vez impresas, pinté la caja con pintura acrílica, dejé secar y me puse a hacer el decoupage. Al haber imprimido las servilletas nosotros temía que la tinta se corriera, pero para evitarlo hice lo siguiente: di una capa de cola para decoupage, puse la servilleta como habitualmente y en vez de dar otra capa de cola, pulvericé un poco de laca para el cabello, sequé con secador, volví a pulverizar un poco de laca y volví a secar. Ya podía dar la capa de cola sin problemas.

Ya decorada toda la caja, dí dos capas de barniz al agua mate, pinté y barnicé un tirador de madera, forré el interior con fieltro y ya estaba terminada.

Logo BMW a un lado y otro.

Detalle de un lateral y la tapa.

Detalle del otro lateral y su tapa.

Las tapas las pinté de cyan por dentro y puse fieltro en el interior para que amortiguara el ruido de las herramientas en el interior.

La caja terminada con su tirador, lista para llenarla de herramientas.
Me encantó hacer este trabajo, dar una segunda vida a algo con tanto carácter era complicado, pero lo conseguí y creo que durará por lo menos, 30 años más... El BMW no creo que dure tanto, jeje.

Espero que os haya gustado y dejéis vuestros comentarios.

Un saludo y hasta la próxima entrada.



6/9/14

Cómo decorar cajas apilables para ordenar nuestras cosas

Seguro que todos tenemos cosas que organizar en nuestras casas, bolsos, pañuelos, herramientas, juguetes, infinitos materiales para manualidades... Pues eso me pasó a mí, empecé a hacer manualidades y empecé a acumular papeles, colas, pinturas, washi tape, lijas, bolsas, etc. Llevaba tiempo buscando unas cajas sin tapa, que no fueran muy caras, que se pudieran apilar unas encima de otras y que fueran resistentes hasta que un día encontré estas en un gran almacén de bricolaje.


Busqué unas servilletas que no fueran iguales, que tuvieran diferentes estilos, pues quería diferenciarlas bien y no fueran monótonas, pero con algo en común: flores.



Me puse manos a la obra y mientras hacía una de ellas fui grabando en vídeo y por fin lo tengo editado.

Os dejo el vídeo de cómo las hice paso a paso, con explicaciones tanto escritas como habladas:


Y ahora unas fotos de cómo han quedado:

Caja Amapola. Esta para guardar las pinturas.

Puse fieltro en la base para protegerla bien y darle un acabado mejor.

Caja multifloral. Esta para los pegamentos, colas y barnices varios.

Fieltro verde para la base.
Fieltro azul celeste para la base, habría puesto rosa, pero no tenía a mano y
este color también queda bien.

Caja edelweiss y pájaros. Para guardar carpetas, papeles...


Mega-caja étnica.

Las cuatro cajas apiladas, todo recogidito en poco espacio,
caben perfectamente debajo de la mesa.
Pues esto es todo, espero que os haya gustado y os sirvan mis consejos. Si os animáis a hacerlo compartid vuestras fotos en los comentarios de este post o del vídeo.

Un abrazo y hasta la próxima entrada.